Los 15 crímenes que sobrecogieron Hollywood

    • 1. En Hollywood todo se hace a lo grande, incluidos los asesinatos. Enajenados, accidentales, deliberados o sádicos, todas estas tragedias tienen algo en común: sobrecogieron a millones de personas y tardaron horas en empezar a generar rumores, cotilleos y teorías conspiratorias. Porque “en Hollywood cualquier cosa es posible” no solo es una frase hecha, sino que ha hecho que las calles del lugar más feliz de la Tierra sean escenario de las depravaciones humanas más escalofriantes. En la imagen, la protagonista de uno de ellos, Sharon Tate. Posa junto a su marido, el director de cine Roman Polanski, en 1969. Ella fue asesinada seis meses después de esta instantánea.Getty
    • La prensa se volvió loca. Matthew Broderick (Nueva York, 1962) no solo era la estrella adolescente de moda gracias a 'Todo en un día', sino que además el accidente que provocó durante unas vacaciones en Irlanda del Norte (se puso a conducir por el carril derecho por error) desveló su relación sentimental con la copiloto, Jennifer Grey (muy famosa en aquella época por protagonizar 'Dirty dancing'). Las dos ocupantes del vehículo contra el que Broderick impactó, madre e hija, murieron en el acto. El actor aseguró que no recordaba nada de lo que había hecho ese día, ni siquiera haber salido de la cama. Fue condenado a pagar una multa de 175 dólares (unos 150 euros) ante el estupor e indignación de la familia de las víctimas. La hermana e hija de las fallecidas han tratado de quedar con Broderick para perdonarle en persona, pero él ha rechazado la propuesta. Lo que sí aceptó fue protagonizar un anuncio de coches para Honda en 2012 por el que recibió un dineral. En la imagen, Matthew Broderick y Jennifer Grey en el estreno de la obra de teatro 'Burn This' en el tetaro Pymouth de Nueva York, en 1987.
      2El oscuro incidente de Matthew Broderick La prensa se volvió loca. Matthew Broderick (Nueva York, 1962) no solo era la estrella adolescente de moda gracias a ‘Todo en un día’, sino que además el accidente que provocó durante unas vacaciones en Irlanda del Norte (se puso a conducir por el carril derecho por error) desveló su relación sentimental con la copiloto, Jennifer Grey (muy famosa en aquella época por protagonizar ‘Dirty dancing’). Las dos ocupantes del vehículo contra el que Broderick impactó, madre e hija, murieron en el acto. El actor aseguró que no recordaba nada de lo que había hecho ese día, ni siquiera haber salido de la cama. Fue condenado a pagar una multa de 175 dólares (unos 150 euros) ante el estupor e indignación de la familia de las víctimas. La hermana e hija de las fallecidas han tratado de quedar con Broderick para perdonarle en persona, pero él ha rechazado la propuesta. Lo que sí aceptó fue protagonizar un anuncio de coches para Honda en 2012 por el que recibió un dineral. En la imagen, Matthew Broderick y Jennifer Grey en el estreno de la obra de teatro ‘Burn This’ en el tetaro Pymouth de Nueva York, en 1987.Getty
    • El primer Superman, George Reeves (Iowa, 1914-Los Ángeles, 1959), inauguró la esotérica teoría de que el personaje está maldito porque todos los relacionados con él acaban sufriendo desgracias abyectas. Oficialmente, Reeves se suicidó en su habitación mientras en el salón se celebraba una fiesta. Los testimonios de los testigos, todos borrachos, solo añadieron confusión a un supuesto suicidio lleno de incongruencias: el ángulo de la bala y la ausencia de huellas en el arma y de pólvora en las manos de Reeves contradecían la hipótesis oficial del suicidio. Los rumores apuntaron a que Eddie Mannix, vicepresidente de la Metro-Goldwyn-Meyer, contrató a unos mafiosos para que matasen a Reeves. El actor había tenido una aventura con la mujer de Mannix, Toni, pero rompió la relación y Eddie, quien conocía y consentía esta infidelidad, quiso vengarse de Reeves por romperle el corazón a su esposa. Se dice que ella misma confesó su culpabilidad a un sacerdote poco antes de morir. En la imagen, George Reeves posa vestido como Superman para la serie de televisión 'Las aventuras de Superman' (1953).
      3El primer Superman y la mafia El primer Superman, George Reeves (Iowa, 1914-Los Ángeles, 1959), inauguró la esotérica teoría de que el personaje está maldito porque todos los relacionados con él acaban sufriendo desgracias abyectas. Oficialmente, Reeves se suicidó en su habitación mientras en el salón se celebraba una fiesta. Los testimonios de los testigos, todos borrachos, solo añadieron confusión a un supuesto suicidio lleno de incongruencias: el ángulo de la bala y la ausencia de huellas en el arma y de pólvora en las manos de Reeves contradecían la hipótesis oficial del suicidio. Los rumores apuntaron a que Eddie Mannix, vicepresidente de la Metro-Goldwyn-Meyer, contrató a unos mafiosos para que matasen a Reeves. El actor había tenido una aventura con la mujer de Mannix, Toni, pero rompió la relación y Eddie, quien conocía y consentía esta infidelidad, quiso vengarse de Reeves por romperle el corazón a su esposa. Se dice que ella misma confesó su culpabilidad a un sacerdote poco antes de morir. En la imagen, George Reeves posa vestido como Superman para la serie de televisión ‘Las aventuras de Superman’ (1953).Getty
    • La prematura muerte por peritonitis del primer 'latin lover', Rodolfo Valentino, dejó un hueco en el mercado que Hollywood suplió con el mexicano Ramón Novarro (México, 1899-Hollywood, 1968). Se convirtió en una de las estrellas mejor pagadas de los años 20, pero fue también una de las primeras víctimas de la llegada del sonido al cine. En 1968, alejado de Hollywood y con 69 años, Novarro fue torturado por dos hermanos de 17 y 22 años que él había contratado como chaperos. Los asesinos creían que Novarro tenía una fortuna en metálico en su casa y le apalizaron para que les confesase dónde estaba. En realidad no había ningún dinero, y los criminales le dejaron ahogarse en su propia sangre tras llevarse un botín de 20 dólares. En la imagen, Ramón Novarro en una escena de la película 'China bound'.
      4El gran ‘latin lover’ mexicano, asesinado por 20 dólares La prematura muerte por peritonitis del primer ‘latin lover’, Rodolfo Valentino, dejó un hueco en el mercado que Hollywood suplió con el mexicano Ramón Novarro (México, 1899-Hollywood, 1968). Se convirtió en una de las estrellas mejor pagadas de los años 20, pero fue también una de las primeras víctimas de la llegada del sonido al cine. En 1968, alejado de Hollywood y con 69 años, Novarro fue torturado por dos hermanos de 17 y 22 años que él había contratado como chaperos. Los asesinos creían que Novarro tenía una fortuna en metálico en su casa y le apalizaron para que les confesase dónde estaba. En realidad no había ningún dinero, y los criminales le dejaron ahogarse en su propia sangre tras llevarse un botín de 20 dólares. En la imagen, Ramón Novarro en una escena de la película ‘China bound’.Getty
    • Conocida como Galaxina, el título de la película de ciencia-ficción de serie B que protagonizó antes de su muerte, Dorothy Stratten (Canadá, 1960- Los Ángeles, 1980) fue 'chica Playboy' del año 1980. También en 1980, a los 20 años, fue asesinada, atada a un banco de abdominales y violada (exactamente en ese orden) por su exmarido. A continuación él se suicidó. El fundador de 'Playboy', Hugh Hefner, se vio salpicado por la controversia porque el director Peter Bodganovich (pareja de Stratten cuando murió) aseguró que la única razón por la que ella se había casado con ese tipo violento fue para huir de la mansión Playboy, donde era sometida sexualmente. Bodganovich, por su parte, se acabó casando con la hermana de Dorothy Stratten, Louise, cuando ésta cumplió 20 años (él ya tenía 49), la misma edad a la que murió Dorothy. Peter Bodganovich y Louise Stratten estuvieron casados 13 años y se divorciaron en 2001. En la imagen, Dorothy Stratten, junto a Hugh Hefner en 1980. Ella sujeta la placa que la distingue como 'chica Playboy' de ese año.
      5El drama de la ‘chica Playboy’ de 1980 Conocida como Galaxina, el título de la película de ciencia-ficción de serie B que protagonizó antes de su muerte, Dorothy Stratten (Canadá, 1960- Los Ángeles, 1980) fue ‘chica Playboy’ del año 1980. También en 1980, a los 20 años, fue asesinada, atada a un banco de abdominales y violada (exactamente en ese orden) por su exmarido. A continuación él se suicidó. El fundador de ‘Playboy’, Hugh Hefner, se vio salpicado por la controversia porque el director Peter Bodganovich (pareja de Stratten cuando murió) aseguró que la única razón por la que ella se había casado con ese tipo violento fue para huir de la mansión Playboy, donde era sometida sexualmente. Bodganovich, por su parte, se acabó casando con la hermana de Dorothy Stratten, Louise, cuando ésta cumplió 20 años (él ya tenía 49), la misma edad a la que murió Dorothy. Peter Bodganovich y Louise Stratten estuvieron casados 13 años y se divorciaron en 2001. En la imagen, Dorothy Stratten, junto a Hugh Hefner en 1980. Ella sujeta la placa que la distingue como ‘chica Playboy’ de ese año.Getty
    • Charles Manson lideraba una comuna hippie llamada “La familia” que pasó de promulgar la paz y el amor a asesinar a cinco personas. Su resentimiento por no haber conseguido una carrera musical llevó a Manson a enviar a sus feligreses a la mansión donde anteriormente había vivido el productor musical Terry Melcher, con el que Manson había estado a punto de grabar un disco, pero que ahora pertenecía al director de cine Roman Polanski y su embarazada esposa Sharon Tate (Texas, 1943-Los Ángeles, 1969). Entre cuatro personas (más una que conducía el coche) asesinaron a Sharon, a sus 3 invitados y a un chico que pasaba por allí. La aparatosa espiral de violencia tardó varios minutos en desencadenarse porque las víctimas creyeron que los intrusos eran invitados (en esa casa constantemente entraba y salía gente), y la cobertura mediática fue tan grotesca que Charles Manson acabaría siendo una celebridad y un icono cultural mucho más famoso que su víctima principal, Sharon Tate. En la imagen, Sharon Tate y Roman Polanski en su boda, en 1968.
      6La masacre de los fieles de Charles Manson Charles Manson lideraba una comuna hippie llamada “La familia” que pasó de promulgar la paz y el amor a asesinar a cinco personas. Su resentimiento por no haber conseguido una carrera musical llevó a Manson a enviar a sus feligreses a la mansión donde anteriormente había vivido el productor musical Terry Melcher, con el que Manson había estado a punto de grabar un disco, pero que ahora pertenecía al director de cine Roman Polanski y su embarazada esposa Sharon Tate (Texas, 1943-Los Ángeles, 1969). Entre cuatro personas (más una que conducía el coche) asesinaron a Sharon, a sus 3 invitados y a un chico que pasaba por allí. La aparatosa espiral de violencia tardó varios minutos en desencadenarse porque las víctimas creyeron que los intrusos eran invitados (en esa casa constantemente entraba y salía gente), y la cobertura mediática fue tan grotesca que Charles Manson acabaría siendo una celebridad y un icono cultural mucho más famoso que su víctima principal, Sharon Tate. En la imagen, Sharon Tate y Roman Polanski en su boda, en 1968.Getty
    • Una de las maldiciones más emblemáticas de Hollywood es la de 'Poltergeist' (1982). De entre todos los participantes en su rodaje que vieron sus vidas arruinadas, la muerte de Dominique Dunne (California, 1959-California, 1982), asfixiada por su exnovio, es la más trágica. Días después de su funeral se emitió su último trabajo: interpretó a una adolescente que sufría malos tratos en la serie 'Canción triste de Hill Street'. Días antes del rodaje de ese episodio, su exnovio le había dado una paliza y los productores decidieron que Dominique Dunne apareciera tal cual, sin maquillaje, con la cara y el cuerpo magullados. Esa sería su última aparición en una pantalla. Tenía 22 años. En la imagen, Dominique Dunne (a la izquierda, en el medio) junto al resto de actores de 'Poltergeist' en 1982.
      7La maldición de ‘Poltergeist’ Una de las maldiciones más emblemáticas de Hollywood es la de ‘Poltergeist’ (1982). De entre todos los participantes en su rodaje que vieron sus vidas arruinadas, la muerte de Dominique Dunne (California, 1959-California, 1982), asfixiada por su exnovio, es la más trágica. Días después de su funeral se emitió su último trabajo: interpretó a una adolescente que sufría malos tratos en la serie ‘Canción triste de Hill Street’. Días antes del rodaje de ese episodio, su exnovio le había dado una paliza y los productores decidieron que Dominique Dunne apareciera tal cual, sin maquillaje, con la cara y el cuerpo magullados. Esa sería su última aparición en una pantalla. Tenía 22 años. En la imagen, Dominique Dunne (a la izquierda, en el medio) junto al resto de actores de ‘Poltergeist’ en 1982.Getty
    • Será para siempre Platón, el adolescente torturado que se enamoraba de James Dean en 'Rebelde sin causa' (1955). Sal Mineo (Nueva York, 1939-Los Ángeles, 1976) tenía 16 años cuando fue nominado al Oscar por este papel, y 37 cuando fue apuñalado por un repartidor de pizza que intentó atracarle mientras regresaba a su casa. Para entonces, su carrera estaba acabada, pero había recibido estupendas críticas por un papel en una obra de teatro con la que tenía previsto debutar en Broadway. El imaginario colectivo, por alguna razón, ha perpetuado la teoría de que Mineo fue asesinado por un chapero. No es cierto, pero así ha acabado pasando a la historia de la crónica macabra de Hollywood. En la imagen, el actor en 1960.
      8De ‘Rebelde sin causa’ a apuñalado en la calle Será para siempre Platón, el adolescente torturado que se enamoraba de James Dean en ‘Rebelde sin causa’ (1955). Sal Mineo (Nueva York, 1939-Los Ángeles, 1976) tenía 16 años cuando fue nominado al Oscar por este papel, y 37 cuando fue apuñalado por un repartidor de pizza que intentó atracarle mientras regresaba a su casa. Para entonces, su carrera estaba acabada, pero había recibido estupendas críticas por un papel en una obra de teatro con la que tenía previsto debutar en Broadway. El imaginario colectivo, por alguna razón, ha perpetuado la teoría de que Mineo fue asesinado por un chapero. No es cierto, pero así ha acabado pasando a la historia de la crónica macabra de Hollywood. En la imagen, el actor en 1960.Getty
    • La muerte de Bob Crane (Connecticut, 1928-Arizona, 1978) parece sacada de un 'thriller', uno de esos en los que el espectador tiene clara la identidad del asesino desde la primera escena. La estrella de la telecomedia 'Los héroes de Hogan', un éxito de audiencia durante los 60, apareció asesinado tras ser visto discutiendo con su mejor amigo, John Henry Carpenter. Ambos se habían conocido a través de su afición a la fotografía y Crane fue asesinado, precisamente, con un trípode. En el coche de Carpenter se encontraron restos de tejido craneal y varios testigos afirmaron que Bob Crane llevaba meses intentando, sin éxito, romper esa amistad. Sin embargo, Carpenter no fue detenido hasta 20 años después (cuando se reabrió el caso gracias a los avances en el análisis de ADN), pero el juicio concluyó que era no culpable. En la imagen, Bob Crane en el rodaje de la serie 'Los héroes de Hogan'.
      9Actor cómico, muerte de ‘thriller’ La muerte de Bob Crane (Connecticut, 1928-Arizona, 1978) parece sacada de un ‘thriller’, uno de esos en los que el espectador tiene clara la identidad del asesino desde la primera escena. La estrella de la telecomedia ‘Los héroes de Hogan’, un éxito de audiencia durante los 60, apareció asesinado tras ser visto discutiendo con su mejor amigo, John Henry Carpenter. Ambos se habían conocido a través de su afición a la fotografía y Crane fue asesinado, precisamente, con un trípode. En el coche de Carpenter se encontraron restos de tejido craneal y varios testigos afirmaron que Bob Crane llevaba meses intentando, sin éxito, romper esa amistad. Sin embargo, Carpenter no fue detenido hasta 20 años después (cuando se reabrió el caso gracias a los avances en el análisis de ADN), pero el juicio concluyó que era no culpable. En la imagen, Bob Crane en el rodaje de la serie ‘Los héroes de Hogan’.Getty
    • Elizabeth Short (Boston, 1924-California, 1947) era una aspirante a actriz que se convirtió en un icono norteamericano tras su muerte. Su cuerpo fue encontrado mutilado, separado en dos y rajado de arriba a abajo en un descampado de Los Ángeles. Nunca se encontró al culpable a pesar de que, desde el asesinato, en 1947, unas 500 personas han asegurado ser los responsables del grotesco crimen. La opinión pública y la prensa se sintieron profundamente fascinadas por el caso, que durante siete décadas ha generado teorías, libros y películas (la última, en 2006: 'La dalia negra', de Brian de Palma y con Scarlett Johansson) porque según los sociólogos EE UU se aferró al intrigante misterio sin resolver como una distracción tras el final de la Segunda Guerra Mundial.
      10La Dalia Negra que obsesiona a EE UU Elizabeth Short (Boston, 1924-California, 1947) era una aspirante a actriz que se convirtió en un icono norteamericano tras su muerte. Su cuerpo fue encontrado mutilado, separado en dos y rajado de arriba a abajo en un descampado de Los Ángeles. Nunca se encontró al culpable a pesar de que, desde el asesinato, en 1947, unas 500 personas han asegurado ser los responsables del grotesco crimen. La opinión pública y la prensa se sintieron profundamente fascinadas por el caso, que durante siete décadas ha generado teorías, libros y películas (la última, en 2006: ‘La dalia negra’, de Brian de Palma y con Scarlett Johansson) porque según los sociólogos EE UU se aferró al intrigante misterio sin resolver como una distracción tras el final de la Segunda Guerra Mundial.Getty
    • La cultura popular lo tiene claro: Roscoe 'Fatty' Arbuckle (Kansas, 1887-Nueva York, 1933) ha pasado a la historia por violar con una botella y provocar la muerte de la actriz Virginia Rappe. La crónica negra de Hollywood lleva un siglo explotando este monstruoso crimen que, en realidad, nunca se demostró. La prensa difundió rumores de que Arbuckle, la mayor estrella de la época, le había reventado la vejiga al ponerse encima de ella para forzarla sexualmente. Otros periódicos aseguraban que la había violado con un trozo de hielo que le provocó la cistitis que acabaría con su vida, y finalmente surgió la leyenda urbana de la botella (de champán o coca-cola, según las fuentes). Arbuckle fue repudiado por Hollywood y sus películas fueron quemadas aunque, tras dos juicios nulos, el tercero le declaró inocente. Pero ya daba igual. Su carrera había sido masacrada y, tras firmar un contrato para volver al cine con Warner en 1933, murió de un ataque al corazón a los 46 años.
      11La estrella repudiada La cultura popular lo tiene claro: Roscoe ‘Fatty’ Arbuckle (Kansas, 1887-Nueva York, 1933) ha pasado a la historia por violar con una botella y provocar la muerte de la actriz Virginia Rappe. La crónica negra de Hollywood lleva un siglo explotando este monstruoso crimen que, en realidad, nunca se demostró. La prensa difundió rumores de que Arbuckle, la mayor estrella de la época, le había reventado la vejiga al ponerse encima de ella para forzarla sexualmente. Otros periódicos aseguraban que la había violado con un trozo de hielo que le provocó la cistitis que acabaría con su vida, y finalmente surgió la leyenda urbana de la botella (de champán o coca-cola, según las fuentes). Arbuckle fue repudiado por Hollywood y sus películas fueron quemadas aunque, tras dos juicios nulos, el tercero le declaró inocente. Pero ya daba igual. Su carrera había sido masacrada y, tras firmar un contrato para volver al cine con Warner en 1933, murió de un ataque al corazón a los 46 años.Getty
    • El padre de Judith Barsi (California, 1978- California, 1988) se llamaba József y era un inmigrante húngaro alcohólico y maltratador. Había amenazado en varias ocasiones con rajarles el cuello a Judith y a su madre Maria y quemar la casa a continuación. Judith Barsi, actriz infantil de cine ('Tiburón, la venganza', 'En busca del valle encantado') y televisión ('Los problemas crecen', 'Punky brewster'), comenzó a mostrar comportamientos extremos a causa de los abusos físicos que sufría, como arrancarse las pestañas y hacer lo mismo con los bigotes de su gato. Todas las personas de su entorno profesional y personal le insistieron a Maria en que cogiese a Judith y huyesen juntas de József, pero ella temía perder su casa y sus pertenencias. El 25 de julio de 1988 József le pegó un tiro a su hija de 10 años mientras dormía, mató a su mujer y pasó dos días viviendo en la casa con los dos cadáveres hasta que finalmente les prendió fuego, bajó al garaje y se suicidó. Tremenda historia. En la imagen, Victor Dimattia, Alan Thicke y Judith Barsi en la serie 'Los problemas crecen'.
      12La terrible historia de la niña de ‘Los problemas crecen’ El padre de Judith Barsi (California, 1978- California, 1988) se llamaba József y era un inmigrante húngaro alcohólico y maltratador. Había amenazado en varias ocasiones con rajarles el cuello a Judith y a su madre Maria y quemar la casa a continuación. Judith Barsi, actriz infantil de cine (‘Tiburón, la venganza’, ‘En busca del valle encantado’) y televisión (‘Los problemas crecen’, ‘Punky brewster’), comenzó a mostrar comportamientos extremos a causa de los abusos físicos que sufría, como arrancarse las pestañas y hacer lo mismo con los bigotes de su gato. Todas las personas de su entorno profesional y personal le insistieron a Maria en que cogiese a Judith y huyesen juntas de József, pero ella temía perder su casa y sus pertenencias. El 25 de julio de 1988 József le pegó un tiro a su hija de 10 años mientras dormía, mató a su mujer y pasó dos días viviendo en la casa con los dos cadáveres hasta que finalmente les prendió fuego, bajó al garaje y se suicidó. Tremenda historia. En la imagen, Victor Dimattia, Alan Thicke y Judith Barsi en la serie ‘Los problemas crecen’.Getty
  • Paul Bern (Alemania, 1889- California, 1932) fue un productor, director y guionista del primer Hollywood. Más de 2.000 personas asistieron a su funeral. La nota de suicidio dedicada a su esposa, la superestrella Jean Harlow, no encontró resolución porque ella aseguró no entender a qué se refería con "esta es la única forma de arreglar lo que te he hecho y compensar mi humillación". La prensa, por su parte, sí que tenía una explicación: que Bern se suicidó porque era impotente. Las teorías van desde que fue asesinado por su primera mujer, quien días después se tiró de un ferry, hasta que la Metro-Goldwyn-Meyer ordenó su muerte porque él quería abandonar a Harlow tras sólo dos meses de matrimonio y el estudio no se podía permitir que su estrella más comercial quedase como una esposa torpe incapaz de retener a un marido. Enseguida la casaron con otro hombre, pero Harlow murió cuatro años después, en la cima de su carrera a los 26 años, víctima de una insuficiencia renal. En la imagen, el matrimonio Bern-Harlow, meses después de su boda, en 1932.
    13Aquella enigmática nota que le dejó a su mujer Paul Bern (Alemania, 1889- California, 1932) fue un productor, director y guionista del primer Hollywood. Más de 2.000 personas asistieron a su funeral. La nota de suicidio dedicada a su esposa, la superestrella Jean Harlow, no encontró resolución porque ella aseguró no entender a qué se refería con “esta es la única forma de arreglar lo que te he hecho y compensar mi humillación”. La prensa, por su parte, sí que tenía una explicación: que Bern se suicidó porque era impotente. Las teorías van desde que fue asesinado por su primera mujer, quien días después se tiró de un ferry, hasta que la Metro-Goldwyn-Meyer ordenó su muerte porque él quería abandonar a Harlow tras sólo dos meses de matrimonio y el estudio no se podía permitir que su estrella más comercial quedase como una esposa torpe incapaz de retener a un marido. Enseguida la casaron con otro hombre, pero Harlow murió cuatro años después, en la cima de su carrera a los 26 años, víctima de una insuficiencia renal. En la imagen, el matrimonio Bern-Harlow, meses después de su boda, en 1932.Getty
  • Robert Bardo era un chaval de 19 años obsesionado con la actriz Rebecca Schaeffer (Oregón, 1967- California, 1989) hasta el punto de enviarle docenas de cartas. Una asistente de Schaeffer las respondió con una foto firmada. Cuando Bardo vio a su ídolo en una escena de cama en 'Escenas de la lucha de sexos en Beverly Hills' (John Bartel, 1989), se sintió decepcionado porque se hubiese convertido en "una zorra más de Hollywood". Y cogió la foto firmada y se presentó en su casa. Rebecca le pidió que se fuera y no volviera. Bardo fue a una cafetería cercana, desayunó y regresó a casa de la actriz para dispararle en el pecho. Ella tenía 21 años. Este crimen promovió un movimiento para proteger legalmente a las celebridades del acoso de sus fans y una ley estipuló que sus datos privados debían ser inaccesibles para el ciudadano medio. En la imagen, Rebecca Schaeffer (izquierda) y Pam Dawber, protagonistas de la serie 'My Sister Sam' (1987).
    14Tiroteada, con 21 años, por un fan Robert Bardo era un chaval de 19 años obsesionado con la actriz Rebecca Schaeffer (Oregón, 1967- California, 1989) hasta el punto de enviarle docenas de cartas. Una asistente de Schaeffer las respondió con una foto firmada. Cuando Bardo vio a su ídolo en una escena de cama en ‘Escenas de la lucha de sexos en Beverly Hills’ (John Bartel, 1989), se sintió decepcionado porque se hubiese convertido en “una zorra más de Hollywood”. Y cogió la foto firmada y se presentó en su casa. Rebecca le pidió que se fuera y no volviera. Bardo fue a una cafetería cercana, desayunó y regresó a casa de la actriz para dispararle en el pecho. Ella tenía 21 años. Este crimen promovió un movimiento para proteger legalmente a las celebridades del acoso de sus fans y una ley estipuló que sus datos privados debían ser inaccesibles para el ciudadano medio. En la imagen, Rebecca Schaeffer (izquierda) y Pam Dawber, protagonistas de la serie ‘My Sister Sam’ (1987).Getty
  • Cuando su tercera esposa, consumida por la adicción a las drogas y los tranquilizantes, le pegó dos tiros en la cabeza mientras dormía, Phil Hartman (Ontario, Canadá, 1948- California, 1998) estaba en el mejor momento de su carrera. Había ganado el Emmy por su imitación de Bill Clinton en el legendario programa cómico de 'Saturday Night Live' y trabajaba regularmente en 'Los Simpson'. Los dos personajes a los que doblaba, el abogado usurero Lionel Hutz y el actor fracasado aficionado a las iguanas Troy McLure, desaparecieron de la serie en la décima temporada por respeto a Hartman. Tras asesinarle, su esposa se pegó un tiro en la boca y sus dos hijos en común fueron adoptados por la hermana de ella. Era 1998 y Hartman, que contaba 49 años, se estaba preparando para doblar a Zapp Brannigan en 'Futurama', la segunda serie del creador de 'Los Simpson' cuyo protagonista, Phillip J. Fry, fue nombrado en honor a Phil Hartman. En la imagen, Phil Hartman en la inauguración de Planet Hollywood de Nueva York en 1991.
    15La voz de ‘Los Simpson’, liquidado por su esposa Cuando su tercera esposa, consumida por la adicción a las drogas y los tranquilizantes, le pegó dos tiros en la cabeza mientras dormía, Phil Hartman (Ontario, Canadá, 1948- California, 1998) estaba en el mejor momento de su carrera. Había ganado el Emmy por su imitación de Bill Clinton en el legendario programa cómico de ‘Saturday Night Live’ y trabajaba regularmente en ‘Los Simpson’. Los dos personajes a los que doblaba, el abogado usurero Lionel Hutz y el actor fracasado aficionado a las iguanas Troy McLure, desaparecieron de la serie en la décima temporada por respeto a Hartman. Tras asesinarle, su esposa se pegó un tiro en la boca y sus dos hijos en común fueron adoptados por la hermana de ella. Era 1998 y Hartman, que contaba 49 años, se estaba preparando para doblar a Zapp Brannigan en ‘Futurama’, la segunda serie del creador de ‘Los Simpson’ cuyo protagonista, Phillip J. Fry, fue nombrado en honor a Phil Hartman. En la imagen, Phil Hartman en la inauguración de Planet Hollywood de Nueva York en 1991.Getty
  • Cuando un informe forense indica que alguien ha muerto debido "a un ahogamiento y a otras causas indeterminadas", el público se obsesiona con esas causas indeterminadas. Natalie Wood (California, 1938- California, 1981) se precipitó al mar durante la madrugada del 29 de noviembre de 1981. Oficialmente, el alcohol mezclado con analgésicos y biodraminas provocó su caída, pero los moratones que mostraba su cuerpo y una lesión en su mejilla siguen, 26 años después, sin encontrar respuesta. En 2011, el capitán del barco acusó al marido de la actriz, el actor Robert Wagner (Detroit, 1930), de su muerte durante una discusión. El caso se reabrió y Wagner negó esta acusación, mientras que el actor Christopher Walken (Nueva York, 1943), quien también estaba a bordo, contrató un abogado por si acaso. Esta segunda investigación solo pudo concluir que resulta ya imposible determinar la verdadera causa de la muerte de Natalie Wood: seguirá siendo un misterio eternamente. En la imagen, Natalie Wood con su marido, el actor Robert Wagner.
    16Natalie Wood y los sospechosos moratones Cuando un informe forense indica que alguien ha muerto debido “a un ahogamiento y a otras causas indeterminadas”, el público se obsesiona con esas causas indeterminadas. Natalie Wood (California, 1938- California, 1981) se precipitó al mar durante la madrugada del 29 de noviembre de 1981. Oficialmente, el alcohol mezclado con analgésicos y biodraminas provocó su caída, pero los moratones que mostraba su cuerpo y una lesión en su mejilla siguen, 26 años después, sin encontrar respuesta. En 2011, el capitán del barco acusó al marido de la actriz, el actor Robert Wagner (Detroit, 1930), de su muerte durante una discusión. El caso se reabrió y Wagner negó esta acusación, mientras que el actor Christopher Walken (Nueva York, 1943), quien también estaba a bordo, contrató un abogado por si acaso. Esta segunda investigación solo pudo concluir que resulta ya imposible determinar la verdadera causa de la muerte de Natalie Wood: seguirá siendo un misterio eternamente. En la imagen, Natalie Wood con su marido, el actor Robert Wagner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *