CIBERSEGURIDAD: 6 ZONAS DE RIESGOS QUE NO CONOCÍAS

Con el crecimiento de la población y los rápidos avances tecnológicos, vienen grandes necesidades por cubrir, y bajo la Internet de las Cosas están aumentando la cantidad de dispositivos conectados (y con ello los riesgos) hasta cifras abrumadoras. Si agregamos que la imaginación de la piratería no finaliza en la investigación de cualquier forma, al contrario se podría entender estas nuevas vías de entrada para ciberataques:

1. Un calentador de agua eléctrico. Científicos de la Universidad de Princeton han imitado una escena que podría ocurrir fácilmente en la intimidad de nuestros propios hogares. En este tipo de ataques, los hackers toman el control de dispositivos que consumen mucha energía para alterar la red eléctrica. Según este estudio, solo 42.000 calentadores eléctricos de agua serían necesarios para desconectar el 86 % de la red eléctrica polaca. Un pensamiento escalofriante.

2. Un monitor para bebés. Dispositivos para vigilar a los menores de la casa, como los monitores de vigilancia para bebés, y que ya fueron utilizados por los hackers para lanzar un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) contra Dyn en 2016. Así, y mediante la sobrecarga de los servidores de este proveedor de servicios, los atacantes lograron que algunos sitios, como Twitter, Amazon y Airbnb, fueran inaccesibles durante casi 12 horas.

3. Un ratón de ordenador. Netragard, el especialista en auditoría de seguridad de TI, tuvo la idea de piratear uno con el propósito de incluir software espía. El dispositivo en cuestión fue enviado a un empleado como un regalo promocional y, tras su instalación, el ratón se conectó a un servidor de terceros.

4. Un cable USB. Es recomendable extremar la precaución cada vez que se vaya a utilizar un dispositivo USB recibido como regalo o que haya sido prestado por alguien.

5. Un termómetro de acuario. Los hackers utilizaron el termómetro inteligente de un acuario de un casino norteamericano para acceder a los datos del citado establecimiento.

6. Un fax. Cada año se siguen enviando cerca de 17.000 millones de faxes, especialmente en el sector sanitario, un área que procesa un gran volumen de datos sensibles. Esta información no ha escapado a la atención de los hackers que utilizan las vulnerabilidades de estos dispositivos para entrar en las redes corporativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *