LAS MANCHAS DE SANGRE

Son los vestigios más importantes y frecuentes en crímenes violentos, una vez haladas deberías ser cuidadosamente analizadas bajo todos sus aspectos, lo que es la práctica suele estudiarse dentro de un laboratorio forense, su mayor interés puede verse enfocado en la apariencia y distribución de la sangre, debido a la abundancia de información que puede suministrar a la investigación criminal. El aspecto de las manchas varía con la antigüedad y el soporte sobre el que cae. Si las manchas han sido lavadas con agua, el color varía desde rosado a amarillento. Cuando la mancha presenta características de haber sido lavada, debe ser analizada con mucho cuidado, debo a que puede inducir a errores e los resultados de laboratorio.

            En los tejidos oscuros las manchas de sangre pueden o ser visualizadas, por lo que es escenario el uso de reactivas como la fluorescencia y el luminol o su presentación más reciente que el Bluestar. Si la sangre es reciente, las manchas son rojas, aunque también depende del grosor de la mancha y estas se van haciendo más oscuras con el paso del tiempo. El análisis de los patrones de manchas de sangre, se puede definir como la examinaron de sus formas, localizaciones y distribuciones, que nos permiten proporcionar una interpretación d ellos acontecimientos físicos que dieron lugar al origen de los hechos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *